Teléfonos | OIRS Ulagos | Correo Alumnos | Correo Institucional | Radio Online | UlagosTv | Biblioteca Central
 Buscar
    CAMPUS OSORNO |     CAMPUS PTO. MONTT |     SEDE SANTIAGO |     SEDE CHILOÉ
Ver Historial de Noticias Imprimir esta Noticias Volver al Inicio
En actividad organizada por Vinculación con el Medio
Coloane ayer, hoy y siempre
Profesor David Petreman analizó obras del afamado escritor chileno.

  09/12/2010  


“Nuestro padre ha fallecido”; con este anuncio hecho por el hijo de Francisco Coloane al profesor David Petreman, comienza el libro que este académico escribe en homenaje al escritor chileno, con quien lo unió una profunda amistad que lo ha llevado a ser crítico y a la vez embajador de la obra del escritor fallecido en el año 2002.

Casi 300 páginas posee el libro que Petreman está pronto a lanzar al mercado. Invitado la Dirección de Vinculación con el Medio y Responsabilidad Social de la Universidad de Los Lagos, entregó a los futuros profesionales su visión frente a la obra del escritor chileno.

Desde la primera vez que un libro de Francisco Coloane llegó a sus manos, supo que su vida no podía terminar sin conocer los paisajes que con, gran pluma narrativa, detalló en sus obras el escritor chileno, amante de las zonas australes de nuestro país. David Petreman no sólo logró conocer aquellos lugares que narró el escritor, sino que también se ganó la amistad de quien se convirtió en la cuna de su inspiración, el mismísimo Francisco Coloane.

Según lo planteado por Petreman su interés por la obra de Coloane nace cuando se encontraba trabajando en su tesis doctoral en la Universidad de Iowa. Su cercanía con tres profesores chilenos, lo llevaron a verse enfrentado a la obra de Francisco Coloane. Ahí se enteró, en los años 80 que el autor de las obras que lo llevaban al frío de la zona sur austral de nuestro país estaba vivo. Sin más, tomó un par de cosas y de inmediato viajó a Chile conocer al autor.

Sólo bastó un par de horas para que entre ambos hombres naciera una profunda amistad. Una amistad centrada en la pasión por la literatura y por el afán de dar a conocer zonas casi desconocidas para el resto del mundo, como lo era hasta ese momento Tierra del Fuego y la Patagonia.

“Coloane era una autodidacta, con él uno podía hablar de todo, desde astronomía, hasta antropología, sin duda, un hombre fenomenal que poseía una memoria fotográfica que le permitía narrar con gran exactitud los paisajes donde se desarrollaban sus obras”, explica Petreman.

Petreman fue el encargado de traducir al Inglés, parte de la obra del escritor chileno. La selección de los cuentos que hoy leen los extranjeros, fue hecha por Coloane y Petreman.

Me encanta la Universidad de Los Lagos, la calidad de sus profesores, sin duda una universidad con mucha energía.

Compartir