Teléfonos | OIRS Ulagos | Correo Alumnos | Correo Institucional | Radio Online | UlagosTv | Biblioteca Central
 Buscar
    CAMPUS OSORNO |     CAMPUS PTO. MONTT |     SEDE SANTIAGO |     SEDE CHILOÉ

Vicerrectoría de Investigación y Postgrado

 
Postgrado » Noticias

Con análisis de políticas sociales de programa Chile Solidario-Puente egresa nuevo Magíster
  23/05/2017  


A mediados de mayo, el Profesor Mauricio Ruíz Ávila rindió su exámen para acceder al Grado de Magister en Ciencias de la Educación, obteniendo calificación máxima. Con el trabajo de investigación “Capital cultural incorporado, la influencia de los dispositivos del biopoder en las representaciones de la escuela”, patrocinada por el profesor del programa de Magíster, Rodrigo Lagos Vargas. Oportunidad en la cual el Dr. Alex Pavié Nova y Dr. Cristian Tejeda Gómez formaron parte de su comisión evalvuadora, la que fue presidida por el Jefe de Programa, Dr. Héctor Rival Oyarzún.

El trabajo de tesis se focalizó en el análisis de las políticas sociales del programa Chile Solidario–Puente, las relaciones de poder que caracterizan a éste y la influencia en las representaciones de las familias vulnerables, respecto de la función de la escuela y sus miembros, además de la función de la familia y sus integrantes. Así también de las influencias en las representaciones de profesores que se desempeñan en la atención educativa del grupo más vulnerable de la población. Se abordó el problema desde el punto de vista del análisis de la dimensión de educación definida por MIDEPLAN para este programa, contrastando dichas políticas con los aportes de Michael Foucault, a través de sus estudios del poder, que derivan de la noción de biopoder, y la influencia de este programa en los elementos de la reproducción social y el capital cultural de estas familias.

El estudio de la gubernamentalidad en el dispositivo Chile solidario puente revela que dicha noción se investigar si se consideran a los menos tres niveles de análisis respecto al ámbito escolar. Una primera categoría correspondería a la racionalidad política bajo la cual la intervención y gobierno de los más pobres, en la dimensión educativa, se valida revelando que ésta tiene relación con dar “eficiencia a la gestión de la política social”, en a lo menos dos aspectos que involucran: garantizar la equidad social del sistema educativo en relación al acceso y cobertura, poniendo en marcha todo un aparato económico con características neoliberales.

En segundo término desarrollando estrategias de control de dicho aparato, los cuales deben optimizar los procesos académicos que se llevan a cabo para guiar la vida escolar de estos estudiantes prioritarios mediante tecnologías específicas (de dominio) que garanticen la formación de un sujeto legítimo y por último se deben analizar los procesos de subjetivación que dan forma y definen los que deben ser los sujetos, que para el caso de la investigación dan cuenta de una figura docente cuyo concepto social real demuestra su condición de subalterno y dependencia (por cuanto su labor está regida por instrumentos de control derivados de la ley 20.248 (que crea los PME como herramienta de gestión) y un concepto social imaginario (el docente cuenta aún con la envestidura social de ser el profesional encargado de transmitir valores y aptitudes).

Por otro lado se da cuenta de un alumno cuyo concepto social imaginario se relaciona con que este debe ser un sujeto consciente de su valor y de lo que le aporta a la sociedad, mediado por la acción pedagógica representada en la figura del profesor más que en la figura del sistema educativo, por ser este último un campo sesgado social y políticamente; finalmente, en lo real el estudiante es un sujeto que cuenta con una carga cultural poderosa que se hace cuerpo producto de: la influencia familiar (a través del habitus), la composición y estructura de estas mismas y las prácticas de cuidado y crianza de niños en contextos vulnerables. 

Los procesos de subjetivación que derivan de esta noción de gubernamentalidad radican en que el alumno prioritario, legitimado como sujeto-objeto de intervención, producto de la idea de que los costos de educar a estudiantes de bajos niveles socioeconómicos no eran considerados en la asignación de subvención normal, ingresa al sistema educativo, primero con la garantía (de Estado) de que se le brindará “igualdad de oportunidades y de equidad”; además el concepto social imaginario del estudiante es la idea de un ser emancipado, lo que efectivamente tiene cabida en el inconsciente del profesor, a pesar de que el sistema educativo tiene una estructura que replica las desigualdades sociales.

Si bien la elaboración y construcción teórica de un dispositivo de gubernamentalidad  es un proceso profundo de análisis, en esta investigación surgen cuestionamientos o ideas básicas para el estudio concreto de la ley SEP (ley 20.248) como dispositivo de gubernamentalidad,  que pretende, a modo de hipótesis, normalizar, guiar y dirigir los procesos administrativos y pedagógicos de la vida escolar de los hijos de las familias intervenidas por el Programa Chile Solidario–Puente. Traspasando un modelo económico concreto con estrategias de fiscalización específica al campo educativo. De esta forma podemos preguntarnos cuales son los límites y estrategias del Estado para gobernar y asegurar su subsistencia; y que formas adopta la biopolítica en Chile en la acción del estado y sus organismos.

La reproducción social de clases queda sujeta a los elementos específicos que las constituyen, estos son: el habitus como propiedad que explicaría la generación de tales o cuales prácticas (del profesor y el estudiante) dentro del campo educativo; de igual forma debe ser considerado en su propiedad enclasante, por cuanto sujetos con el mismo habitus comparten o tienden a demostrar similitudes en sus prácticas. Esto explicaría, en alguna medida, porque a pesar de la inversión millonaria en recursos para mejorar la educación de los estudiantes prioritarios no genera los resultados esperados en el sistema educacional Chileno; una primera aproximación podría considerar que la agrupación de sujetos que comparten las mismas características de transmisibilidad del capital cultural, quedan cautivos en grupos que tienden a ser homogenizados y exigidos escolarmente en base a competencias (habitus en cuanto prácticas) que no poseen.

Compartir
Programas
Magister y Doctorado