Reconocen a funcionarios que se acogen a retiro
Campus Osorno
Compartir

Con el testimonio de agradecimiento y añoranza a toda una vida de trabajo y relaciones humanas, 6 funcionarios de la Universidad de Los Lagos, que se acogieron a la Ley de Jubilación e Incentivo al Retiro, LIR, que dirige la Dirección de Gestión de Desarrollo Humano, fueron reconocidos en una ceremonia.

Según Juana Pérez, Coordinadora de Jubilación de Ley de Incentivo al Retiro, LIR, de la Dirección de Gestión del Desarrollo Humano, “es difícil cortar el lazo y acostumbrarse al retiro después de años de trabajo en la Universidad, 35, 40 y 45 años de servicios, donde cada una de las personas que se acogieron a retiro conocieron los distintos procesos, trabajaron durante años difíciles, vieron nacer nuevos proyectos, conocieron grandes amigos y presenciaron como la institución ha ido creciendo y desarrollándose”, afirmó.

Con esta actividad, agregó Juana Pérez, la universidad, a través de la Dirección de Gestión de Desarrollo Humano en conjunto con la Coordinación Jubilación y LIR  y su equipo Psicosocial  “quiere expresar el  más profundo agradecimiento por su destacada labor en la institución, y toda una vida dedicada a la Universidad y a lo que ella representa: la esperanza de un futuro mejor”, enfatizó.

La profesional, comentó que en el marco de las leyes de incentivo al retiro para universidades estatales, Ley 20.996, de no académicos (Técnicos, administrativos, auxiliares) y Ley 21.043 de académicos, directivos y profesionales no académicos, se han acogido a retiro el año 2018, según cupos asignados, 14 funcionarios de ambas leyes.

“Es importante que este retiro no sea motivo de distanciamiento,  sino motivo del surgimiento de un nuevo vínculo que nos mantenga en contacto a través de nuestra institución, mediante la  Agrupación de Adulto Mayor, así como el Servicio de Bienestar como socios pasivos”, sostuvo.

 

Testimonios

Iris Flor Coronado Garcés, ingresó a la universidad cuando la ULagos era sede de la Universidad de Chile, en el año 1974, para desempeñarse en el Servicio Médico Dental de Alumnos, Semda.

“Entré a trabajar muy joven (19 años) y con casi 45 años me voy de la universidad. Terminé trabajando como secretaria en el área de mantención.  Tengo nostalgia, pena, cuando tomé la decisión, pero tengo que asumirlo, porque es una etapa que hay que vivir tal como es. Así como llegué, ahora hay que cerrar un ciclo”, indicó.

Rolando Isaacs Rozas Pinilla, Don “Rola”, se desempeñó como auxiliar de aseo, en Vinculación con el Medio, y tuvo un primer paso, también en el año 1970 a 1973.

“Es una etapa más de la vida, y este es uno de los caminos que me tocó recorrer. Considero que la vida te enseña a través de los caminos y, honestamente, me duele dejar la universidad, porque la universidad fue parte de mi vida. Hay logros y también retrasos, pero yo considero que la vida me puso en el camino de la universidad y me voy bastante apesadumbrado, porque es parte de mi vida”, enfatizó.

El funcionario recordó “muchos vínculos, con los alumnos y profesores con los que me tocó convivir. Recuerdo a la profesora Amanda López, que fue me jefa en Vinculación con el Medio. Ella sabía escuchar las ideas de nosotros. Y me llevo muy buena impresión, y en general de todos mis jefes. Me voy agradecido de todo el mundo”, indicó.

La Universidad de Los Lagos, busca realizar  un acompañamiento constante, previo y posterior al proceso de incentivo al retiro, facilitando la información acerca de los beneficios y prestaciones que forman parte del sistema de protección social del país.

 

 

 

 

Publicado por: Marcelo Morales Mena